Cárcel por enaltecimiento del terrorismo en Twitter

La Audiencia Nacional condena a un joven por comentarios como “quiero un selfie con la nuca de Miguel Ángel Blanco”.

Sin entrar a valorar la sentencia, ni los comentarios, si destacar que en las redes sociales, se debe actuar con el debido respeto hacia los demás, aunque piensen de distinta forma.

François-Marie Arouet, más conocido por el seudónimo ‘Voltaire’, se le atribuye la frase, Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo’.

En realidad jamás pronunció dicha frase (o al menos no hay ninguna constancia escrita de que así fuera) y debemos realmente la autoría de la misma a la escritora británica Evelyn Beatrice Hall, quien fue una gran estudiosa de la vida y obra de Voltaire y autora de una importante biografía titulada ‘Los amigos de Voltaire’ (The Friends of Voltaire) publicada en 1906.

Fue la propia Evelyn Beatrice Hall quien la pronunció por primera vez y solía utilizarla ilustrativamente cuando quería referirse al modo de pensar, creer y vivir del filósofo al que tanto admiró.

Y entrando en materia:

La Audiencia Nacional ha condenado a un año de cárcel y siete de inhabilitación absoluta, por un delito de enaltecimiento del terrorismo, a un joven que publicó en la red social Twiter comentarios como “#quiero una selfie con la nuca de Miguel Blanco” y otros pidiendo la vuelta de ETA y los GRAPO. Según los hechos probados de la sentencia, el acusado, al menos desde mayo de 2013 y hasta enero de 2015, a través de su perfil de Twitter publicó diversos comentarios, además de los ya mencionados, en los que decía “Todos los de Intereconomía como Miguel Ángel Blanco @Interconomíamanipuladora” ; “y me hundo…como la nuca de Miguel Ángel Blanco” ; “me meo en la @AVT” ; “Responder a @Esperanza Aguirre @elmundoes asesina de niños se te queda corta Que vuelvan los Grapo o ETA y te den tu merecido, escoria”.

Otros de los comentarios publicados por el acusado, que reconoció los hechos en el juicio, decían “Bienvenido Octubre, Bienvenido GRAPO”, “@AtaqueSedePPLastina que las bombas no estallaran. Y que no hubiera nadie dentro. Espero que al menos esto provoque un efecto llamada” o “Joder, en vez de tirotear Charlie Hebdo ya podrían haber ido a la redacción de @elmundoes o @elpais-españa. mucho más productivo”.

“Discurso de odio”

A juicio de los magistrados, los mensajes en la red social publicados por Dario P.G., de 25 años, “son un claro ejemplo del discurso del odio que incita a la violencia nunca amparable en el ejercicio de la libertad de expresión“, al tiempo que “generan un clima de violencia al añorar acciones terroristas de organizaciones que han venido operando largo tiempo en nuestra nación y también reivindican acciones terroristas globalizadas como la perpetrada el 7 de enero de 2017 en Paris”.

Los jueces de la Audiencia Nacional subrayan que no se trata, como afirma la defensa, “de amenazas contra determinados personas, ni frases o mensajes sacados de contexto y que no representan un discurso, sino expresiones justificativas y de alabanza de la actividad terrorista que socava las bases de la convivencia en cuanto que”, tal y como señala el Tribunal Supremo, “siembra la semilla del enfrentamiento y erosionara los valores esenciales de la convivencia”.